Protagonismo femenino en el Festival de Jazz Ecuador 2018 – Aula Magna

Yissy García | Official Website

Sígueme en

6-768x576

Protagonismo femenino en el Festival de Jazz Ecuador 2018 – Aula Magna

Dentro del marco de la decimocuarta edición del Festival de Jazz Ecuador 2018 se dio la especial presentación de la artista ecuatoriana Grecia Albán y la agrupación cubana Yissy García & Bandancha

Ambos shows se caracterizaron por su propuesta que fusionaba música tradicional de sus respectivas regiones con nuevas tendencias de música contemporánea. Además, esta jornada se destacó por presentar estos dos proyectos liderados por el talento femenino.

El primer show lo brindó Grecia Albán, artista que recientemente lanzó su primer trabajo discográfico como solista titulado ‘Mamahuco’. A lo largo de su carrera ella se ha destacado por su particular manejo de voz, así como por su faceta de multi-instrumentista. Al melodioso sonido de su voz se sumaron un bajo eléctrico, una batería, una guitarra acústica, a más de una variedad de instrumentos propios de la amazonía y sierra ecuatoriana. En conjunto brindaron una particular mezcla de jazz fusión que buscaba celebrar la identidad intercultural y mestiza propia de nuestro país.

Conjugar el jazz con sonidos propios de la localidad resulta ser una experiencia tan constructiva como retadora. A esto, Grecia responde que “al nacer en esta época, al ser músicos de este momento, de este lugar del mundo, es un poco inevitable haber sido invitados a ser parte y disfrutar de la música moderna. De alguna manera el jazz nos atraviesa porque es una música que tiene un espíritu libre, nos sentimos identificados y nos gusta también sentirnos libres pero con la música de nuestra tradición, entonces es ahí donde se amigan estas diferentes culturas y estos estilos”.

Siendo esta su segunda participación en el Festival de Jazz, la propuesta de Grecia Albán intentó romper los estereotipos del jazz. En esta edición se planteó como una de las premisas a las que se sumó su proyecto solista.

Seguido a esto vino la presentación de la banda cubana Yissy García & Bandancha, misma que se presentaba por primera vez en el Ecuador. La artista de tan solo 30 años se vio desde pequeña envuelta en el ambiente musical al ser hija del reconocido percusionista Bernardo García, es por esto que Yissy se perfila como la heredera del sonido propio de la música cubana que ya se ha construido por varias generaciones. Junto a la Bandancha, formada en el 2012, se destaca por crear un estilo ambiguo al tocar un potente batería y mezclar el latin jazz, el funk, el R&B, la música afrocubana e inclusive algo de electrónica.

Desde el inicio de su presentación el público parecía no estar listo para lo que iban a presenciar. La tradicional situación del baterista que en la mayoría de casos está en la parte posterior del escenario, se rompió con la presentación de Yissy, se situó al frente para llevarse todas las miradas del público. Por si sola la presentación de Yissy fue un espectáculo inolvidable, pero sumados los otros instrumentos, se pudo escuchar al jazz como una propuesta que escapaba del régimen académico por el cual es normalmente entendido.

El show fue bastante dinámico, pues no solo Yissy fue quien cantó al micrófono sino que en fueron también el DJ Jigüe y el trompetista Julio Rigal quienes pasaron al frente a cantar para el público. Más adelante en el show, Yissy quiso hacer un homenaje al mambo (género tradicional de su tierra), para esto invitó subir al escenario a quienes quisieran bailar y acompañar el tema que había preparado junto a su banda.

Yissy & Bandancha es una propuesta en formato de quinteto que ha roto estereotipos sobre el jazz contemporáneo, se ha posicionado como un referente en la actualidad y se perfila como una prometedora propuesta salida de la isla de Cuba para romper esquemas musicales.

Fue evidente que la noche del sábado 03 de febrero se destacó dentro del festival por traer al mismo escenario a la música andina y la música afrocubana, más aún cuando fueron artistas mujeres quienes se encargaron de hacerlo. Por esto, Andrés Noboa, músico, arreglista y compositor ecuatoriano quien también participó en esta edición del festival, destacó la programación de aquella noche por su sorprendente eclecticismo.